MarInes Enki, sumando sonrisas en la Coruña 21 contra cualquier llamada disuasoria ante la inclusión

Me sumo a la foto de familia, me sumo al movimiento MarInes Enki, empujando sonrisas que se presentará el día de la media maratón, la Coruña 21, el 16 de febrero. Y me sumo para mostrar mi apoyo a la incorporación de menores y deportistas con diversidad funcional en carreras y eventos deportivos. También me sumo para dar visibilidad a la importancia de la inclusión real en el deporte, la inclusión de puertas para afuera y también de puertas para adentro. Me explico, en el pleno celebrado ayer realicé una pregunta de respuesta oral al gobierno sobre qué medidas se estaban tomando para la inclusión en el deporte. Pregunta que surgió a raíz de sendas llamadas realizadas desde el Ayuntamiento a la madre de Inés y al padre de Mario, llamadas en las que intentaron persuadirles para no participar en la Coruña 21.

Inés López, una niña con discapacidad intelectual, es una habitual en las carreras de Coruña, aunque hasta la carrera de Matogrande de ese año, en la que hicieron la corrección, siempre aparecía en las listas como No presentada. En su afán de disfrutar de las carreras con su hija, esta vez, Inés no correría, pero iría acompañando a sus padres, habituales de las largas distancias de esta ciudad. Pero recibieron una llamada para disuadirlos.

Mario es un niño con parálisis cerebral al que su padre lleva en todas sus carreras con la silla a pesar de aparecer en todas como descalificado, hasta la Coruña 10 del año pasado.

Participó en maratones en otras ciudades como Gijón o Sevilla. Ahora ya puede participar aquí, en su ciudad, ya el reglamento recoge desde octubre de 2019 la posibilidad participar con sillas de running. La primera cita importante es la media para la que el padre de Mario lo inscribe delegando su función de llevarlo porque él no puede participar. Este gesto que deberíamos considerar como maravilloso porque al fin su hijo puede estar en la primera media de su ciudad fue respondido con un intento de disuasión por parte del Ayuntamiento.

Tenían todo a su favor. El reglamento permite correr con silla, el ayuntamiento parece estar más dispuesto que nunca antes a apostar por la inclusión en el deporte, así que se pusieron en contacto con sus compañeros habituales para que les ayudasen en la carrera a compartir la silla. Voluntarios que sacrificarían sus marcas para hacer un labor mayor de acompañar a esas familias.

Pero, recibieron esas llamadas. La reacción de los compañeros fue digna de ejemplo. Una espontánea campaña en positivo inundó las redes sociales de las cuentas oficiales de la carrera. Cientos de mensajes en favor de la inclusión, agradeciendo al ayuntamiento la apuesta por la inclusión dieron pie en unas horas a la idea de la creación del movimiento Marines Enki empujando sonrisas.

Un movimiento que anunció en redes que su presentación sería coincidiendo con la Coruña 21, referencia, la de la carrera que ya no aparece en el texto actual. ¿Quizás otra llamada?

Creo que hay muchas llamadas que aclarar, por eso, en ausencia del concejal de Deportes en el pleno, rogué a la alcaldesa que por favor investigue sobre el contenido y forma de esas llamadas y tome las medidas oportunas. Porque un malentendido no puede ensuciar un asunto tan serio y que necesita tanta implicación como es la inclusión en el deporte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .